fbpx

Te conté que viajamos a Vancouver, pero lo que no te conté a detalle es que era nuestro primer viaje en avión en el que por fin aplicaríamos al 100% el zero waste. Lo minimalista ya lo veníamos aplicando desde hace tiempo, pero no habíamos tenido oportunidad de aplicar el zero waste. ¿Lo conseguimos? Me alegra decirte que ¡sí!

Y si buscas hacer lo mismo en tu próximo viaje, aquí podrás encontrar mis consejos para que tu viaje sea –además de minimalista– zero waste. Sobrevive al mundo de los desechables en cualquier parte del mundo y disfruta del viaje como si estuvieras en casa. Y no olvides: que además de ser más sustentable, podrás ahorrar en el proceso.

Zero Waste Trip

1. Renta apartamento

Si tienes la oportunidad de no hospedarte en hotel, elige lugares en donde puedas cocinar, utilizar platos y vasos sin empaque de plástico. Nosotros estuvimos preparando desayuno y cena en el apartamento que rentamos y fue muy conveniente porque no tuvimos que llevar nada adicional. Gran parte de las cosas en el apartamento eran de vidrio, madera, inoxidable… por lo que nos sentimos como en casa.

2. Pregunta a un local

Si rentas apartamento, no tengas miedo de compartir tus dudas con el anfitrión. Hay quienes ofrecen artículos de higiene –como champú, jabón, toallas de baño –hay quienes no. Pregunta para saber si tendrás que llevar algo adicional en la maleta para evitar compras urgentes con empaque. Como nuestra anfitriona sabía que queríamos viajar sin generar basura, nos comentó dónde comprar leche vegetal en envase de vidrio y nos prestó su contenedor para los residuos vegetales.

3. Investiga

El internet es una maravilla. Si tu anfitrión no está informado sobre opciones zero waste, el internet es tu mejor aliado. Así fue cómo descubrimos varios negocios a granel cerca de donde nos hospedamos –donde pudimos comprar la comida y un champú en barra. En nuestro caso, hubo mucha facilidad para evitar generar basura, pero es cuestión de mantenerse en comunicación con tu anfitrión e investigar.

4. No olvides tus indispensables zero waste

Vayas a donde vayas, no olvides llevar bolsas de tela, utensilios, termo y contenedores para comida. Y antes de tu vuelo, consulta con la aerolínea si hay algún material o artículo que no puedas cargar en tu bolsa de mano. Nosotros no pudimos viajar con mason jar de vidrio porque nunca documentamos maletas, pero llevamos termos y contenedores de plástico –de los que aún tenemos en casa– para el agua y comprar algunas frutas en Vancouver. Al final, nos vinieron de gran utilidad.

5. Compra productos sin empaque

Nuestras 3 bolsitas de algodón viajaron con nosotros, así que conseguimos quinoa, avena y frutos secos sin problema. Llevamos otra bolsa más para las frutas y verduras y fue todo lo que hizo falta. En los restaurantes, pedimos que no nos dieran popotes ni desechables y así, nos evitamos de basura innecesaria cuando comiamos fuera. Y además de esto, pudimos ahorrar en comidas al comprar a granel.


Ya sea un viaje corto o largo, es importante planear con tiempo de sobra para evitar sorpresas. Nosotros tuvimos un viaje de 5 días por lo que el tiempo era valioso. Así que, planeamos con 2 semanas antes las rutas, costos, horarios, comidas, qué comprar, qué llevar, dónde comer.

En fin, estos son mis 5 consejos iniciales para un viaje zero waste. Son cosas muy sencillas pero que hicieron la diferencia. Y la verdad es que no es difícil cargar con ello en la maleta. Si quieres saber cómo viajar ligero haz clic aquí. O si te gustaría resolver otras dudas para conseguir un viaje zero waste, no dudes preguntar en la sección de comentarios.

Pin It on Pinterest