Hace tiempo compartí 3 palabras escandinavas que podías incorporar a tu estilo de vida. En YouTube expliqué los términos y en el blog enlisté acciones concretas para incorporar estas palabras.

A mí me gusta estar en constante búsqueda de nuevas enseñanzas y cosas que nos inspiren. Se puede aprender de muchos lugares y de muchas cosas.

Y por eso hoy quiero compartirte 6 términos japoneses que he descubierto y que son ideales para una vida más intencional.

 

Sabiduría japonesa: 6 términos japoneses para una vida intencional

hara hachi bu

A mí siempre me ha gustado la idea de comer con palillos –tengo mi par metálico desde la preparatoria y lo cargo en la bolsa. Lo que he aprendido sobre el término es de llenar mi estómago al 80%. ¿Por qué? Porque el estómago tarda en darle señal al cerebro de estar satisfecho.

Comer con palillos te permite comer de manera pausada, tranquilamente y a un ritmo en que no te sobrepases.

Pero ojo: no tienes que comprar palillos si no quieres. También, puedes aplicar el Hara Hachi Bu a otras cosas además de la comida. Con la vida es lo mismo –vive con calma, sin prisas y no quieras comerte todo de un bocado.

La vida –y la comida– se disfruta de a poquito.

kintsugi

Este término ya lo había mencionado anteriormente en el blog.

El Kintsugi es la técnica de reparar objetos con oro líquido. Y adoptar este término es abrazar nuestras roturas, nuestro pasado. Pero no por eso, debemos quedarnos en el pasado y olvidarnos de estar presentes en nuestra vida.

Hay que aprender, reflexionar, evolucionar y transformarnos.

Estas son mis reflexiones sobre el Kintsugi

Tu pasado es parte de quien eres, pero no te olvides de vivir en el presente.
No temas de equivocarte ni odies tus imperfecciones, te hacen único.
La transformación es un proceso de evolución, no temas equivocarte.

datsuzoku

Un escape de la rutina. Aunque sea poco frecuente, procura salirte de lo ordinario y busca algo que te maraville. Desde un paseo hasta un viaje sin planes. Este principio busca la sensación de sorpresa y asombro que te puede dar la liberación de lo convencional. No es sencillo huir de la rutina, pero podemos crear pequeños momentos de descubrimiento y asombro en nuestro entorno.

Haz una visita sorpresa a algún amigo que hace tiempo no frecuentas.
Ve con tu pareja a algún lugar nuevo y disfruta del tiempo juntos.
Da un regalo sorpresa –no material– a quienes amas.
Detente por un minuto y admira lo que tienes alrededor.

Rodéate de asombro y verás cómo poco a poco los pequeños detalles serán razón de maravillarse. La vida deja de ser ordinaria cuando aprendes a contemplarla con nuevos ojos.

ikigai

¿Ya sabes cuál es tu ikigai, tu razón de ser? Todos tenemos un ikigai.

Piensa en lo que te gusta hacer, en lo que eres buena y tus talentos, en esa instrospección encontrarás tu ikigai. Conocer esa misión que tienes te permitirá traerle sentido a tu vida y si trabajas en ello, te sentirás satisfecha y plena.

No lo olvides; solo tienes una vida. Así que busca tu ikigai y cumple tu misión.

No tiene que ser algo grande, porque ningun ikigai es poca cosa. Desde defender una buena causa, ser una mamá que inspire a sus hijos, ser una empresaria que empodere a sus clientes. Si te realizas en lo que deseas hacer, cuando seas mayor no te arrepentirás de lo que hayas hecho –y lo que no.

Vive al máximo y déjate guiar por tu ikigai.

 

wabi-sabi

El Wabi-Sabi es otra palabra que me gusta mucho. Es un concepto que se centra en la aceptación de lo fugaz y lo imperfecto. El concepto nos enseña a disfrutar el proceso de nuestra vida. No busca la perfección, sino admira el progreso, lo impermanente y lo incompleto.

El Wabi-Sabi lo he adoptado a muchas cosas que realizo y he descubierto que más que buscar cumplir metas y tacharlas de nuestra lista, hay que disfrutar del progreso que trazamos para alcanzarlas. No todas las cosas que hacemos tienen un fin, por eso hay que disfrutarlas en su proceso de aprendizaje y evolución.

Con el minimalismo es similar: no es llegar a un fin, es vivir un camino.

kanso

La simplicidad o la eliminación del desorden.

El término Kanso es una invitación a buscar más claridad, que se consigue si omites lo no-esencial en tu vida. Es otro concepto que bien podría verse como sinónimo del minimalismo –por eso me encanta.

El concepto del Kanso se refiere a lo sencillo, lo simple y lo natural. Busca lo indispensable en tu vida y obtendrás más tiempo, tranquilidad y claridad.

¿Cuál es el siguiente término a incorporar?

Imagina tu vida libre de apegos, libre de pensamientos limitantes y llena de propósito.

¿Qué tan cerca estás de conseguir esa vida que deseas?

Si tu interior te llama a una vida más sencilla y con menos distracciones, abraza este momento que es tuyo.

Ha llegado el tiempo de confiar en ti, honrar tu proceso, simplificar tu vida y reflejar tu esencia.

Pin It on Pinterest