El minimalismo se puede incorporar a distintos ámbitos de tu vida y una de ellas es en la ropa. ¿Cómo? Con un armario cápsula.

Si aún no lo sabes, un armario cápsula es un conjunto de prendas que eliges para utilizar durante un tiempo determinado. Lo principal es que sean más limitadas, combinables, te gusten y con las que te sientas cómoda. Después de todo, la idea es aprovechar al máximo lo que has elegido.

 

Armario cápsula: lo bueno, lo malo, lo feo

 

Aún así –desde mi post de mitos sobre el armario cápsula–, he notado cómo la idea de vivir con menos prendas atemoriza a algunos y de cómo se difunde el armario cápsula como algo “aburrido”.

Por eso, he decidido escribir este post con la ilusión de compartirte cómo las ventajas del armario cápsula sobrepasan a las desventajas – y por mucho.

Lo bueno

te toma menos tiempo arreglarte

Cuando cuentas con un set de prendas y que todas combinan entre sí, es más sencillo estar lista por la mañana. Además de eso, si el clima cambia repentinamente, resulta más fácil hacer ajustes y salir en poco tiempo.

Hay quienes visten un “uniforme” minimalista y hay quienes son súper entusiastas de la moda. Sea lo que prefieras, con un armario cápsula tienes lo principal cubierto. Los accesorios y las combinaciones que consigas es la parte divertida y lo que te permitirá renovar un mismo conjunto.

inviertes en lo que necesitas

Muy importante este punto. A veces, cuando compramos demasiadas prendas, caemos en el error de comprar “porque está en oferta” o “porque está de moda”. Con un armario cápsula eso no sucede. ¿Por qué? Porque vas a tener que usar más tus prendas y si no te gustan, muy probablemente no te va a servir el armario cápsula.

Cuando te ves en la situación de elegir las prendas de tu cápsula, tomas consciencia de las cosas que en verdad te gustan. Y muy importante ¡las usas!

 

tienes prendas que te quedan bien

Muy similar al punto anterior. Como tienes que contar con una colección de prendas que sean fáciles de combinar y que te gusten, es imprescindible que te queden bien. Si no, créeme, que no te sentirás a gusto.

El armario cápsula te permite ser honesta con lo que ya no va contigo. No olvides que la vida es una serie de cambios y la ropa no nos puede acompañar en cada momento de nuestra vida. Nuestro cuerpo cambia, nuestra edad cambia, nuestros gustos cambian.

seguridad en ti misma

Cuando vistes lo que te gusta y lo que te queda bien, es lógico que se note en tu actitud y en tu confianza. Al tener cosas que te reflejan, actúas congruente con quienes eres y las personas que te rodean te llegan a conocer mejor.

Si eres honesta con lo que vistes, eres honesta con quién eres. Un armario cápsula te permite desprenderte de esas apariencias que no eres tú. Sé tu misma, viste lo que te refleja y siéntete hermosa.

te vuelves más creativa

Un armario cápsula es un set de prendas más reducido. Y entiendo que eso pueda intimidar a algunos. Pero créeme cuando te digo que contar con menos ropa te da una nueva perspectiva de tus prendas y te vuelves más creativa. Por ejemplo, yo tengo una blusa larga abotonada que la he usado de blusa, vestido, blazer, empalme y –sí– hasta de bolsa para evitar los plásticos.

No digo que hagas lo mismo, sino de que te arriesgues a crear conjuntos que antes no hubieras pensado.

desarrollas tu estilo personal

Al momento de elegir las prendas, de sincerarte con lo que usas y lo que no, empiezas a notar las prendas que más eliges, o que más compras. Recudir tus prendas elimina lo innecesario y es cuando puedes descubrir tu estilo personal.

– ¿Qué colores te gustan más?

– ¿De qué tela son la mayoría de tus prendas?

– ¿Estampados o básicos?

– ¿Gruesas o ligeras?

Conocer tu estilo personal te hará pensarlo dos veces antes de comprar una nueva prenda.

menos gastos

Sí. También contar con un armario cápsula ayudará a tu bolsillo. Cuando delimitas lo que usas y lo usas en más ocasiones, comprar tanta ropa pasa a segundo plano. Para conseguirlo te recomiendo pensar en calidad antes que cantidad.

Elige prendas que duren, de mejores materiales y hechos por compañías más responsables. ¿Y cómo elegir mejores compañías? Te recomiendo esta página: Good on You.

Lo malo

puede volverse aburrido

Muchas personas tienen el miedo de vestir sin estilo al usar puro blanco y negro, pero eso no es lo que debes hacer si no va contigo. Yo visto blanco, negro, gris, marrones y azules porque me gustan. Pero si prefieres otros colores, ¡házlo!

Solo recuerda: las cosas deben ser fáciles de combinar. Crea una paleta de colores que te guste y trabaja sobre ella con las prendas que ya tienes.

se desgasta más rápido la ropa

Totalmente cierto. ¿Pero cuál es el sentido de tener una prenda en perfectas condiciones porque no la usas? Lo importante de las cosas que compramos es que nos dan una utilidad. Y el propósito de la ropa es vestirnos.

No temas soltar la ropa.

No pienses que te durará toda la vida.

Cuídala lo más que puedas, disfrútala y cuando llegue el momento puedes remendarla, transformarla o sustituirla. Y eso es algo bueno del armario cápsula: como ya sabes qué te gusta, sabes qué prendas buscar.

Lo feo

terminas enfocándote en los números

Error común al empezar un armario cápsula:

– Un armario cápsula “tiene que tener” tal número de prendas.

– Si soy minimalista “no puedo” tener más de 40 prendas

– “Tengo” que vestir blanco y negro.

¿Tienes? ¿No puedes? ¿Quién tiene tanto poder para decidir sobre tu vida? Nadie.

Lo más importante de simplificar y contar con un armario cápsula es de tomar consciencia de lo que necesitas, de lo que te gusta y lo que te hace feliz. Piensa en eso, sé honesta y encontrarás el punto ideal para simplificar las prendas que vistes.

– Para que las vistas

– Para que las aproveches.

– No para tener un número.

copias el armario cápsula de alguien más

Si deseas crear un armario cápsula no copies la cápsula de alguien más. Úsalo como inspiración pero no lo sigas al pie de la letra.

– El clima donde vives es distinto.

– Tus gustos son tuyos.

– Tu cuerpo es diferente.

– No eres esa persona

Piensa en tu estilo de vida y tus necesidades. Si vives en una zona muy fría necesitarás buenos abrigos. Si vives en una zona cálida, ¿para qué tanta bufanda?

no considerar tu estilo de vida

La ropa debe ir en función de lo que necesitas, las actividades que disfrutas hacer y la persona que eres; no tú en lo que “debe” ser una persona con armario cápsula.

No pierdas el objetivo de lo bueno que puede ser simplificar tu armario. Ajústalo y disfrútalo.

 

¿Te animas a crear un armario cápsula?

Imagina tu vida libre de apegos, libre de pensamientos limitantes y llena de propósito.

¿Qué tan cerca estás de conseguir esa vida que deseas?

Si tu interior te llama a una vida más sencilla y con menos distracciones, abraza este momento que es tuyo.

Ha llegado el tiempo de confiar en ti, honrar tu proceso, simplificar tu vida y reflejar tu esencia.

Pin It on Pinterest