¿Cómo ser minimalista? ¿Qué puedo hacer y qué puedo tener? ¿Cómo saber si ya soy minimalista?

El problema de adquirir una etiqueta o una identidad es perdernos en los pensamientos de “debe ser” y “tengo que” y olvidar el verdadero sentido de lo que hacemos.

Lo que en esencia es bueno –como llevar un estilo de vida minimalista– termina por volverse un estereotipo y un molde en el qué encajar.

Estereotipo Minimalista

 

 

La verdadera esencia

el minimalismo debe ser algo que resuene contigo.

No hagas cosas porque “debes”, sino porque quieres.

En el camino encontrarás personas que te inspiren y que te motiven pero no quieras ser esas personas. Sí, toma inspiración de ellos pero sé tú. Siempre.

no tienes que hacer algo porque eres minimalista.

Hay quienes simplifican el aspecto estético de su hogar, hay quienes se enfocan en el ámbito emocional. Hay quienes simplifican pertenencias, y también hay quienes buscan aligerarse de mente.

Cuando decides incorporar el minimalismo a tu vida es común querer hacer las cosas “bien” y buscar pasos a seguir o listas de indispensables. Pero es que no hay una forma única de hacer las cosas ni de adoptar este movimiento.

Lo principal del estilo de vida minimalista es reducir a lo esencial.

El qué y cómo hacerlo lo definirás . Porque eres una persona única con necesidades y gustos particulares.

No tiene sentido querer encajar en una idea y dejar de lado todo eso que te hace tan especial.

El minimalismo es una filosofía de vida que te permitirá mejorar la forma de estar y ser para enfocarte en lo que es importante para ti. Pero nunca debes acoplarte a lo que “debe ser” un minimalista.

Yo también he caído en el error de identificarme como minimalista pero en verdad es que no lo soy. Soy entusiasta del estilo de vida minimalista. El término minimalista nos ayuda a encontrar comunidad e información pero no es algo que nos deba definir. Nosotros ya somos alguien y el miniamslimo es algo que decidimos incorporar a nuestra vida.

Yo he decidido incorporar el minimalismo porque es algo que resuena conmigo, y simplifico porque hacerlo tiene sentido para mí y mi vida.

Si has decidido incorporar el minimalismo no quieras vivir lo mismo que otra persona. Vive el minimalismo desde ti y disfruta de este proceso. La vida es un proceso de evolución y el minimalismo también lo es.

No veas el minimalismo como una serie de pasos o un código estricto, velo como una herramienta. Una herramienta para simplificar y reducir todo lo que no necesitas en tu vida.

Pregúntate, ¿Qué es eso que no necesitas? Esa es la pregunta que debes hacerte.

Imagina tu vida libre de apegos, libre de pensamientos limitantes y llena de propósito.

¿Qué tan cerca estás de conseguir esa vida que deseas?

Si tu interior te llama a una vida más sencilla y con menos distracciones, abraza este momento que es tuyo.

Ha llegado el tiempo de confiar en ti, honrar tu proceso, simplificar tu vida y reflejar tu esencia.

Pin It on Pinterest