Para mí, el zero waste es solo otra manera de ver el minimalismo, aplicando más allá de las pertenencias. El zero waste me ha ayudado a mejorar mi relación con el entorno y a pensar más sobre el impacto de mi consumo.

 

Si estás en un punto en el que deseas ser más responsable con lo que compras –no solo por tu bienestar, sino por el de todos–, te comparto las experiencias que he vivido en mi camino hacia una vida más sustentable.

 

Experiencias Zero Waste: lo bueno, lo malo, lo feo

 

El zero waste es una oportunidad de tomar consciencia sobre el impacto que generamos con las cosas que acumulamos, compramos, tiramos y elegimos.

Al incorporarlo en mi vida he aprendido a:

Investigar de dónde viene lo que compro.

Reflexionar sobre mi impacto en el mundo.

Trabajar para reducir mi huella de carbono.

Actuar por el bienestar de las personas y los animales.

Procurar generar un impacto positivo en mi entorno.

Lo bueno

descubrirás que no eres el único

Al buscar alternativas sustentables, descubrirás que hay más opciones, proyectos y personas con la misma motivación que tú por crear un cambio positivo en el mundo. Rodearte de estas personas te ayudará a mantenerte motivado y a intercambiar consejos y experiencias para mejorar tus hábitos y prácticas zero waste. Crear comunidad hará más sencillo el camino.

Enseñando lo que he hecho y escuchando en mi entorno, es como he descubierto proyectos zero waste y a personas comprometidas por ofrecer alternativas para todos. No olvides, no eres el único. Presta atención a tu alrededor.

contagiarás a las personas que te rodean

No siempre, pero en ocasiones, con el tiempo notarás cómo hay quienes siguen tus pasos. Lo he visto en mi familia a menor escala y lo he visto en personas que me leen: ahí está la semillita del cambio. Y tú también tienes el poder de inspirar. Quizás no lo creas, pero eres esa persona que alguien necesita conocer para generar el cambio en su vida.

Notar cómo tus acciones generan un cambio, te brindará una gran satisfacción y orgullo de ser parte de algo bueno.

mejorarás tus finanzas

El zero waste es una herramienta que te permite ser mas consciente de lo que compras, lo que necesitas y lo que es mejor para ti y tu entorno. Al comprar sin empaque, sin marcas y en la cantidad suficiente, notarás cómo eso ayuda a tu bolsillo y evita desaprovechar los recursos.

Nosotros lo hemos notado con el tiempo.

Hacemos más comida en casa

Compramos lo que necesitamos

Cuidamos lo que hay en casa

Aprovechamos los recursos

Si hay algo que considero importante cuando no podemos dejar de consumir algo en particular, es cuidar y procurar que sea indispensable y aprovechado.

mejorarás tu relación contigo y tu entorno

Con el zero waste aprendí a revisar el contenido y origen de lo que compro. Así, descubrí ingredientes y productos que no son buenos ni para el medio ambiente ni para nosotros. Caí en la cuenta que hay muchas cosas necesitadas de una mejor alternativa.

Incorporar el zero waste me ha permitido ser congruente con mis motivaciones y lo que deseo en mi entorno. Para mí, el minimalismo y el zero waste son una conexión con lo que nos rodea, lo que somos y lo que necesitamos.

Lo malo

sentirás que no haces suficiente

A veces, te inundará el pensamiento de que lo que haces no es suficiente, que solo eres una persona. Déjame decirte que eres suficientemente capaz de conseguir lo que deseas y de generar un cambio. Cada cosa que haces es valiosa.

Si rechazas popotes desechables por un año, es un logro.

Si llegas a convencer a alguien de incorporar el zero waste, es una victoria.

Si promueves el cambio, es el primer paso de muchos.

Llevar una vida responsable contagia con el ejemplo. No en el tiempo que deseas, no en la cantidad que esperas, pero es poco a poco. Ten confianza de que lo que haces vale la pena.

también recibirás malos comentarios

Habrán personas que sientan curiosidad por lo que haces, pero también te toparás con malos tratos.

La experiencia que más recuerdo es cuando fui al aeropuerto de la Ciudad de México y pedí que me dieran la comida en una bolsa de tela. La chica tomó mi bolsa, se miró con otro cliente que estaba a un lado y se rieron juntos. Le tuve que aclarar a la chica que era para no generar basura, que es algo que no me gusta hacer. Al final, me dio la bolsa con mi comida y no dijo nada.

La experiencia me puso triste. Y no tanto por mí, sino por todas las personas que deciden incorporar el zero waste y por este tipo de personas tienen miedo de seguir. Cuando esto sucedió yo ya tenía más de 1 año usando mis bolsas y jamás había tenido una experiencia así –pero para todo siempre hay una primera vez. Me hizo pensar sobre lo que sucede cuando eres nuevo y te topas con rechazo.

Te diré: así como hay este tipo de experiencias, habrán otras tantas que te darán la confianza de seguir haciendo lo que haces. A mí me han preguntado por dónde comprar las bolsas, me han pedido consejos e incluso me han dado comentarios de “más personas deberían ser como usted”. Te aseguro que con comentarios como este, la gente te voltea a ver y es momento de mostrarte orgulloso y firme de lo has decidido incorporar en tu vida.

Es cuestión de compartir y dialogar. No olvides que antes no sabías que había otra manera. Mantente dispuesto a ayudar a quienes desean intentarlo.

Lo feo

sentirás culpa

Mientras más te informas y más te involucras, más conoces sobre el impacto de las cosas. Y cuando no encuentres alternativa zero waste, puede que te sientas mal. Muchas veces caí en este error.

Pero no te culpes, vivimos en un mundo “plastificado” que promueve el consumo para enriquecer a pocos a costa del bienestar de muchos. Necesitamos empezar por nosotros mismos. Hay tantas cosas sin opciones zero waste que deben ser así por cuestiones de salud (como medicina y equipo médico) y por protección (herramientas, vestimenta especial, artículos de construcción, para químicos).

Tú trabaja en lo que puedes y no quieras cargar con todo el peso del mundo sobre tus hombros. Si cometes este error, terminarás agobiado en poco tiempo.

Todos hacemos lo que podemos a nivel personal. Pero en conjunto notaremos poco a poco el cambio.

 

¿Cuál es una experiencia zero waste que te motiva a procurar el bien de todos?

 

¿Te gustaría aprender las bases del minimalismo en 6 semanas?

Te comparto mi guía minimalista, un curso creado para ayudarte a simplificar tu vida sin agobios, con esencia y respetando tu progreso minimalista. Incluye lecturas, audios, actividades y acompañamiento 1:1.

Pin It on Pinterest