Para simplificar y tener más orden en casa, ¿qué es mejor? ¿Donar, vender o tirar? Yo creo que debemos empezar por la pregunta ¿qué es lo más responsable?

Las cosas que ya tienes en casa son un reflejo de ti, tus gustos y tu estilo de vida. Pero sobre todo, son cosas que has adquirido durante años. Por eso, no puedes esperar que se simplifique todo en cuestión de días.

Al menos, no de la mejor manera.

Lo que sí puedes hacer es hacerlo poco a poco y de manera responsable; lo más responsablemente posible.

Orden en casa: donar, vender o tirar

¿qué significa hacerlo responsable?

Tener en cuenta las necesidades de otras personas.

Ser congruente con tus valores.

No simplificar por la prisa de tener un hogar minimalista “perfecto”.

Recordar que las cosas tienen un impacto –si no es en tu vida, en la de alguien más.

Entiendo el pensamiento de querer una casa ordenada y más despejada una vez que decides simplificarla. Pero no puedes desligarte de lo que pasa fuera de casa. ¿Cómo van a afectar tus cosas una vez que no las tengas? ¿Se aprovecharán? ¿Ocuparán espacio innecesario en la vida de alguien más?

 

Si no deseas acumular en tu vida, no quieras acumular tus cosas en la vida de alguien más.

 

Y aunque sé que no podemos controlar todo lo que sucede, sí podemos procurar que lo que hagamos sea responsable y bien pensado.

donar

Nunca vas a saber si alguien necesita algo si no preguntas y te tomas el tiempo de conocer su realidad. De esta manera, puedes estar más segura de que lo que donas será aprovechado y ayudará a alguien más. Yo he tenido la oportunidad de vivirlo y por eso sé que ayuda más a las personas.

Yo he decido dejar de donar en centros de donación porque es más difícil que todo lo que se dona llegue a las manos correctos. Sí, toma más tiempo sacar todo cuando esperas por la persona indicada, pero creo que es lo mínimo que podemos hacer para responsabilizarnos de lo que ya hemos comprado. Donar todo sin filtrar es la salida fácil y creo que tenemos la oportunidad de encaminar las cosas que ya no necesitamos.

vender

Vender es recomendable para las cosas más costosas o que no son indispensables. Igual que la donación, puede tomar más tiempo pero puede ayudarte con un ingreso adicional. Igual, puedes preguntar entre conocidos y descubrir quién está buscando lo que tienes.

Si prefieres no complicarte con procesos en plataformas puedes optar por ventas de garage o bien, regalar tus cosas a personas que –de otra manera– no disfrutarían de algo así. Y nuevamente, solo si es algo que se va aprovechar.

tirar

Esta es la última opción en la lista porque es la menos deseada. Si tus cosas ya no pueden ser utilizadas porque están dañadas, la mejor opción es llevarlas a centros de reciclado y no a la basura. El minimalismo también te permite hacer consciencia sobre el impacto de tus cosas en tu vida, pero también en tu entorno.

Para artículos más específicos y de electrónica– investiga en las páginas de las marcas, muchas veces reciben productos para reutilizar piezas. Algunas otras, te pagan y otras te dan descuentos. Así que si consideras que no se puede utilizar, busca la forma de practicar la economía circular.

¿Te habías cuestionado sobre el impacto que pueden tener tus cosas en la vida de los demás?

Imagina tu vida libre de apegos, libre de pensamientos limitantes y llena de propósito.

¿Qué tan cerca estás de conseguir esa vida que deseas?

Si tu interior te llama a una vida más sencilla y con menos distracciones, abraza este momento que es tuyo.

Ha llegado el tiempo de confiar en ti, honrar tu proceso, simplificar tu vida y reflejar tu esencia.

Pin It on Pinterest