¿Es fácil o difícil ser minimalista?

Me han dicho: llevar una vida minimalista no es fácil. ¿Pero qué cosa que vale la pena lo es?

Sí. Una vida minimalista no es fácil, pero sí es una vida más enfocada.

Vives con lo indispensable porque no necesitas llenarte de cosas.

Te rodeas de actividades, personas y emociones que te aportan valor.

Eliges lo que quieres para tu vida y descartas todo lo que no es para ti.

Las cosas que valen la pena, no son las más fáciles; sino las que conectan con nosotros y nos brindan esa satisfacción de estar creando una vida congruente.

Una vida minimalista –o no minimalista– no va a ser más fácil, porque todos nos enfrentamos a distintas situaciones:

A tomar decisiones que nos hacen cuestionar nuestros valores.

A enfrentar miedos, pérdidas y fracasos.

A toparse con incertidumbres.

Ninguna vida es fácil, pero cuando buscamos superar estas limitaciones:

Nos volvemos seguros de lo que queremos hacer.

Salimos adelante.

Encontramos nuevamente el enfoque.

Para conseguirlo, es importante aprender a conversar internamente para encontrar nuestras soluciones y definir realmente lo que deseamos hacer desde nuestra esencia. 

Si abrazas el minimalismo como herramienta liberadora, podrás liberarte de lo que no necesitas –físico y mental– y conectar contigo para descubrir lo que realmente deseas y construir un existencia con mayor propósito.

Cuando sabes lo que quieres y lo que no quieres en tu vida, se vuelve más sencillo descartar lo que no necesitas y reducir el agobio mental y la presión por “tener” para, finalmente, “ser”.

Cuando le cierras la puerta a las cosas que no deseas, te abres a la oportunidad de recibir las cosas que sí quieres.

Si tú pones un límite a las cosas, emociones y personas que no fomentan una cultura de aprecio en tu vida, te permites encontrar aquellas personas que te van a aportar, valorar, amar e impulsar por ser tu mejor versión.

Una vida minimalista no es fácil, porque ninguna vida lo es; si todo ya estuviera resuelto no habría qué mejorar.

En el camino tendremos obstáculos, pero solo nosotros podemos controlar cómo respondemos a todo esto; qué decidimos hacer con las situaciones y cómo encaminamos nuestras emociones para evolucionar constantemente.

Y no porque no sea fácil, significa que no intentemos sacar lo mejor de nuestra vida. Si hay algo que nosotros realmente deseamos alcanzar, no hay poder que nos detenga de conseguir lo que nos proponemos.

Puede que las cosas no lleguen como las deseamos, pero todo momento se llega y si trabajamos por algo, es un hecho que estaremos cada vez más cerca de conseguir esa vida que deseamos.

 

¿Tú quieres una vida fácil o quieres una vida completa? ¿Satisfactoria, con amor, que trascienda, que sea libre y enfocada?

Elige tu transformación, elige la vida descomplicada

Consigue una vida más ligera, deja ir lo que no necesitas y goza de una existencia en donde te permitas ser tú.

Ya no hay lugar en tu vida para el “qué dirán” ni el “debe ser”, sí para ser fiel a ti.

Bullet Journal Máster

En este curso online conocerás mi alternativa para el Bullet Journal Clásico y crearás tu propio sistema de organización para una vida con más orden y propósito.

Introspección Guiada

Identifica lo que te detiene de simplificar y vivir ligera. Encuentra esas respuestas que llevas en tu interior, recibe orientación y plan de acción en esta sesión 1 a 1 conmigo.

Tu Herramienta Liberadora

Consigue una vida con mayor claridad, libre de apegos y alineada a tu esencia. Este programa de 8 semanas está pensado para guiarte hacia una vida descomplicada.

1 Comment

  1. Quiero una vida que sea libre y enfocada, y es lo que estoy logrando poco a poco con el minimalismo, desde que conocí esta herramienta sentí que era para mi 🙂

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest