Cómo me volví minimalista

La verdad es que me volví minimalista porque no podía comprar lo que me gustaba. Bueno, no y sí. La historia es mucho más que cuestiones económicas, asi que hoy quiero compartirte cómo me volví minimalista y mi transformación a lo largo de estos últimos meses.

LAS RAZONES

Todo sucedió a partir de mi cumpleaños de 2015, cuando el Mr. y yo separamos casa.

En ese entonces, yo estaba por concluir mis estudios de diseño de interiores y no podía haber mejor oportunidad de probar mis conocimientos que con nuestra casa. Y como somos de estilos muy distintos, me encantaba la idea de conseguir que la casa reflejara quienes somos como personas y como pareja. Todo iba muy bien hasta que empecé a ver los costos.

Y como yo era practicante caí en la cuenta que la paga no cubría ni lo esencial. Y además de eso, teníamos que juntar para el enganche de la casa. Tuve que poner los pies sobre la tierra y dejar de pensar en la decoración hasta que nos mudamos. Como resultado, llegamos a la casa con un colchón, la cocina terminada y el televisor.

Pasaron semanas y nunca sentí la urgencia ni la necesidad por decorar. Sí, seguía leyendo revistas y blogs de diseño. Pero de vivir con mi familia a independizarme tuve la oportunidad de reflexionar y decidir enfocarme en lo que quería para mi nueva etapa: comer más saludable, minimizar las labores del hogar, pasear o simplemente, no hacer nada.

Empecé a disfrutar de los pequeños detalles que la decoración dejó de estar en la lista de tareas. Que sí, ahora ya contamos con comedor, oficinas y un sofá en la sala pero la casa sigue estando casi tan vacía como cuando llegamos. Pero eso sí, tenemos lo que utilizamos y necesitamos.

LA TRANSFORMACIÓN

Mi blog, también estaba teniendo una transformación. Me di cuenta que hablaba más sobre vivir con menos y la libertad de no tener ataduras materiales que sobre decoración de bajo presupuesto (que era la temática inicial del blog).

Y aunque eso era algo que habíamos adoptado para nosotros, quería compartir lo que aprendía a todos aquellos que buscaban lo mismo para su vida. Fue así como, sin darnos cuenta estábamos empezando la vida minimalista.

Y lo que había empezado como un hiatus de decoración, se volvió en una oportunidad por disfrutar los pequeños placeres de la vida y de vivir agradecida con todo. Dejé atrás la necesidad de poseer y me dediqué al ser. Que no digo que decorar sea malo, para nada. Simplemente, preferí decorar con lo que había al alcance y a un ritmo mucho más slow.

Poco después, ya habíamos adoptado otros movimientos. Somos minimalistas pero también somos veganos, consumidores conscientes y zero wasters en desarrollo. Que siempre había tenido la motivación por hacer algo por el planeta, pero esto me ayudó a encaminar mis ideas.

Y bueno… ¡por eso estoy aquí!

LO QUE HE APRENDIDO

Me considero una persona afortunada porque he (re)descubierto y reafirmado que lo más valioso que podemos tener no es una cosa; son las personas que amamos, nuestra salud, el amor, la felicidad y la libertad de vivir con menos cosas de las que preocuparnos.

Ser minimalista me ha permitido disfrutar las cosas (que siempre lo había hecho, pero ahora tiene un sabor distinto). Vivo en el ahora y no acumulo cosas para el mañana. Pienso más en el impacto que pueden tener las cosas que compro y procuro reducir la basura que se genera en casa.

Y bueno, todos tenemos nuestra forma de llegar al minimalismo pero no hay que olvidar que lo importante es que descubramos que menos es más y que estamos aquí para disfrutar la vida; no preocuparnos que si se rompe algo, que si se pierde, que si lo roban.

Y por eso, te quiero invitar a darle la oportunidad a este estilo de vida. No te pido que tengas un número de prendas o que regales todo lo que tienes. Te invito a que le des valor a las cosas realmente importantes y no te dejes poseer por las posesiones que tienes. Que esa es la clave de una vida minimalista.

Ahora, cuéntame sobre ti. ¿Eres minimalista y no te habías dado cuenta o tu percepción del minimalismo es distinta? Si deseas saber más sobre este estilo y estar al tanto de más contenido en formato video, no te olvides de suscribirte a mi canal.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *