Ya hablé un poco sobre los movimientos que puedes incorporar junto al minimalismo. Y ahora, quiero hablar más sobre el movimiento del zero waste y cómo reducir la basura de nuestro hogar. Es más sencillo de lo que muchos piensan y por eso te lo desgloso en 7 acciones.

7 pasos para reducir la basura

1. Observa tu basura

Si no conoces el problema, no puedes determinar una solución.

Antes de empezar a diseñar tu estrategia es muy importante conocer el tipo de basura que generas. ¿Qué productos compras más? o ¿cuáles artículos se pueden reemplazar por opciones sostenibles o sin empaque? Sabiendo el tipo de productos que adquieres con regularidad, será mucho más fácil para ti saber qué eliminar, qué cambiar y qué atacar primero.

Por ejemplo, si descubres que diario compras una botella de agua, es mejor llevar un termo contigo (mucho mejor si no es de plástico).

2. Compra a granel

Ahora que ya sabes qué basura generas, es momento de buscar opciones sin empaque.

Las opciones a granel no siempre son vastas, pero por algo se empieza, ¿no? Yo cargo con mis frascos de vidrio cuando compro lo del mes (frijoles, quinoa, avena, etc), y aunque me ven coma la loca de la tienda me mantengo firme con mis hábitos. Es cuestión de que alguien sea el primero.

Y si después de buscar opciones a granel, aún hay cosas que necesitas pero no hay sin empaque, te recomiendo que elijas las opciones menos dañinas para el medioambiente.

3. Busca alternativas Zero Waste

Algo que no me gusta traer a casa son los productos que vienen con empaque de plástico. Y si los puedo evitar, es lo ideal.

¿Por qué? Bueno, porque los empaques no tienen otro uso. Son cosas diseñadas para envolver y tirarse. Y como en ocasiones están hechos de plásticos difíciles de clasificar o reciclar, no son para nada sostenibles, sin mencionar que tardan aaaaños en degradarse.

Para evitar estos productos, utiliza opciones de vidrio, madera de bambó o corcho, acero inoxidable y algodón orgánico. Y si aún no hay opciones sustentables, intenta comprar menos estos productos o evítalos por completo.

4. Haz tus productos de limpieza

Una de las cosas increíbles del internet, es que puedes aprender a hacer muchas cosas.

Con una tarde que investigues y sigas las instrucciones, puedes tener un jabón más sostenible o artículos de aseo personal caseros. Es importante buscar alternativas más naturales y artesanales porque, no sólo se trata de contar con opciones más ecológicas, sino también con opciones más sanas para uno mismo. Hacer las cosas nos permite conocer los ingredientes y saber qué nos estamos llevando a la piel o al estómago.

5. Empieza preparando más alimentos en casa

Y hablando de estómago, preparar nuestra comida es otra forma sencilla de reducir la basura.

La verdad es que a veces, por facilidad, es normal preferir comida a domicilio o comprar alimentos congelados que sólo requieren de unos minutos al microondas. ¿Pero quieres saber lo malo de ello?… ¿lo adivinas? Vienen empacados y casi siempre en plástico. Y tampoco son opciones muy saludables que digamos.

Si compras a granel y cocinas en casa, te podrás evitar muchos empaques y platos desechables.

6. Lleva contigo platos y cubiertos

Pero si no pudiste librarte del antojo de comer afuera, lleva contenedores y cubiertos reutilizables.

Si sobra, puedes traer la comida sin sentir culpa de contaminar. Y si es un establecimiento que ofrece sólo desechables, utiliza los tuyos. De cualquier manera, ve preparado. Algunas de las cosas que pueds cargar en tu bolsa son: popote reutilizable, botella de agua, cubiertos, contenedor para alimentos, bolsa reutilizable para cuando se requiera comprar algo de urgencia.

7. Platícalo con tu familia y amigos

Por último, comparte con tu familia y amigos lo importante que es para tí reducir tu basura.

Si ellos desean seguir con sus hábitos, no hay problema. No puedes obligarlos a ser como tú quieres, pero puedes pedir que no te regalen a ti cosas que no necesitas o que vienen en plástico o con envoltorios. Pide cosas intangibles y llévala por las buenas con quienes no siguen tu estilo de vida.

Busca grupos de personas con tu misma inquietud y aprende a reducir tu basura bien acompañada.

¿Tú cuáles pasos seguirás?

Pin It on Pinterest