La clave para un clóset funcional

Tener menos prendas –pero mejor seleccionadas– te permite reducir el tiempo que tomas en elegir lo que vas a vestir, elimina una decisión más de tu rutina y además, te ayuda a encontrar tu estilo personal.

El haber reducido las prendas que tenía ha aportado más beneficios a mi vida que desventajas. Decidir tener menos no es una limitación, sino una oportunidad para tener lo que es suficiente.

 

contar con un clóset funcional significa:

Tener ropa que te queda bien.

Vestir lo que te hace sentir cómoda y hermosa.

Aprovechar las cosas que has comprado.

Y utilizar apropiadamente tu ropa.

Por eso, hoy quiero compartir mis consejos para establecer un clóset con propósito, con el cual podrás complementar con un armario cápsula.

ANALIZA LO QUE TIENES

Crea un inventario y descubre si la cantidad de tus pertenencias es lógica y suficiente para ti y tu estilo de vida. Aquí entran también en juego las tareas del hogar y la frecuencia con la que lavas tu ropa. Analiza los números y determina las categorías que son excesivas.

REDUCE LO QUE NO VA CONTIGO

Para saber lo que no va contigo tienes que probarte tu ropa. Este es un proceso lento pero muy importante. Así, descubrirás lo que no te queda, lo que no te gusta, lo que no va con tu estilo, lo que no es cómodo y lo que no has usado.

Te recomiendo que guardes en cajas lo que no te vas a quedar. Mantenlo un tiempo en tu clóset y si descubres que tuviste que abrir alguna caja, reflexiona sobre el motivo de haber guardado la prenda en la caja y de sacarla.

¿La vas a usar? ¿Por qué la quieres conservar? ¿Por qué la habías guardado? Despues de unos meses, puedes donar la ropa de manera responsable.

ESTABLECE UN ARMARIO BASE (INDISPENSABLES)

Un clóset minimalista te puede ayudar a contar con las piezas que te apoyan en tu estilo de vida, sin que sea excesivo. Las prendas base son las que usas para actividades específicas y que no usas como parte de tu armario cápsula:

Ropa deportiva: para hacer las actividades que disfrutas hacer

Pijamas o ropa para andar en casa

Prendas “capa”: blusas de tirantes, mallas, blusas de manga larga

Para exterior: chaquetas, trajes de baño

Vestimenta formal y accesorios: como joyería, bufandas, bolsos

De estas categorías de ropa, te recomiendo tener alrededor de 10 prendas. ¿Por qué 10? Es un número corto pero no limitado y así puedes tener para la semana.

No te agobios si no tienes esa cantidad de prendas. Si tienes menos, está bien. Si tienes más, también está bien –mientras sea suficiente y no excedente. Recuerda que tus prendas deben usarse de manera eficiente.

Una vez que tengas definido tu clóset base, podrás crear y renovar tu armario cápsula cada que lo desees. Puede ser:

Cada mes

Cada 3 meses (por estación)

Dos veces al año (para frío y calor)

O cada que lo veas necesario

Con renovar no me refiero a sustituir todas tus prendas, sino de hacer los ajustes e intercambiar la ropa que deba ser cambiada.

Por ejemplo, si:

Algo se ha dañado y no se puede reparar.

Descubres que no usas una prenda y no te sirve en el armario cápsula.

Es una nueva estación del año y se requieren otro tipo de prendas.

Quieres probar nuevos conjuntos en tu armario cápsula.

CREA UN ARMARIO CÁPSULA (LO QUE VISTES FUERA DE CASA)

Piensa en estilo de vida. ¿Cómo es? ¿Te gusta hacer mucho deporte? ¿En tu trabajo hay reglamento de vestimenta? ¿Asistes a muchos eventos formales? ¿Te gusta estar en ropa cómoda? ¿Trabajas en casa? ¿Te gusta hacer manualidades o trabajas con pintura?

Define tres palabras para describir tu estilo de vida y crea tu armario cápsula.

Mi recomendación es contar con 9 tops (blusas, suéters, vestidos), 5 bottoms (pantalones, faldas, shorts) y 5 pares de zapatos.

Estas piezas te ayudarán a complementar tu clóset base para sentirte cómoda y vestir congruente con tu personalidad y estilo de vida.

 

¿Has analizado el uso que le das a tus prendas? ¿Las usas lo suficiente?

Elige el camino que honre a tu esencia.

Consigue una vida más ligera. Deja ir lo que no necesitas y goza de una existencia en donde te permitas ser tú. Ya no hay lugar para temer al 'qué dirán' o al 'debe ser'. Sí a ser fiel a ti.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest